El término “Superación personal” es un término que abarca muchos aspectos de nuestra vida porque siempre vamos a necesitar superarnos en el campo de la formación, en el profesional, en el aspecto de la salud… así que ofrecer unos tips generales de superación personal resulta difícil de ofrecer. Sin embargo, alcanzar un hito en cualquiera de nuestras múltiples facetas siempre va a necesitar algunas reglas que son básicas y en eso es donde podemos basar nuestros tips. Partiendo de esta idea te ofrecemos nuestras propuestas que se pueden aplicar a todas las facetas y que son verdaderamente potentes.

Limpia tu pensamiento de trampas mentales.

Las trampas mentales son ideas relacionadas con nosotros que nos cierran caminos. Ideas tales como “yo no puedo”, ideas de autocompasión, vergüenza u otros pensamientos hacen que nuestro mundo sea demasiado pequeño.  En el libro “El sentido común no sabe remar”, la autora explica que nada es posible si escuchamos frases de derrota que muchas veces se enmascaran de sentido común. Frases como “Con tu edad ya no es posible” o “eso es inalcanzable”….
 
“Pero yo siempre veo ejemplos de personas que encuentran retos físicos y profesionales en la vejez y que los superan. He aquí algunos ejemplos:
 
Este vals, Este vals, este vals… ¡Leonard Cohen! Cohen empezó a triunfar con la música a partir de  los cuarenta años.
 
¿Qué le estará pasando al “pobre” Miguel?… una canción de Triana Pura interpretada por una mujer con 70 años, llamada Esperanza que había estado en el mundo del espectáculo toda la vida y que sólo entonces fue conocida.
 
Deshun Wan, el modelo japonés que empezó a triunfar en las pasarelas con 79 años, y que nunca se rindió ante el fracaso. Empezó a esculpir su increíble cuerpo con 40 años.
 
Montse Menchó, la anciana paracaidista que a sus 83 años contaba con 930 saltos.
 
Johanna Quaas, la gimnasta más longeva del mundo quien, con 80 años, hace rutinas gimnastas que yo no puedo hacer con 44… por ahora.
 
Huida Crooks es la mujer más anciana que ha escalado el monte Fiji. Empezó a escalar con 70 años.
 
La juventud no es nada y la vejez tampoco lo es. Lo único que te garantiza el éxito en tus empresas es la constancia, nada más, el ensayo-error hasta que funcione, el progresar en el aprendizaje y el no renunciar nunca a tus sueños, y, lo más importante, disfrutar el camino.” (De “El sentido común no sabe remar”)

 

Llena tu pensamiento de ideas relacionadas con eso que quieres superar.

El cerebro es una máquina que nunca descansa. Siempre está haciendo combinaciones de pensamientos e ideas y además es obsesivo, es decir, que siempre está trabajando en aquello que le preocupa o que le obsesiona en ese momento. Si nosotros llenamos nuestra mente con información valiosa relacionada con ese problema, poco a poco, la materia gris irá trabajando a tu favor, combinando ideas viejas o ideas nuevas que has incorporado a través de la lectura o la formación y tarde o temprano dará con la solución que necesitas para superar eso que te agobia.

Sé constante.

Todo lo que se consigue en esta vida, se consigue porque se ha sido perserverante. En el libro “El sentido común no sabe remar”, explica en su primer capítulo que la constancia es la gran clave:
“Los desiertos no son malos en sí mismos. Ni siquiera son una razón para abandonar. Sólo son una parte de lo que tenemos que aprender, una escuela y nunca antes te sabrá más maravillosamente bien el agua que bebes tras atravesar un desierto. Sólo cuando has luchado contra todo y contra todos para alcanzar lo que sueñas, podrás disfrutar de la gloria de lograr las cosas. No hay éxito más maravilloso que el que viene después de un desierto.
 
Pero ese agua sólo podrás saborearla si no te rindes, si sigues adelante aunque a veces pienses que no hay futuro.  Tu desierto te pondrá duras pruebas.
 
Cuando un camino no te ofrece resultados hay dos formas de adoptar medidas para encontrar los resultados que buscas. Por un lado buscando procesos alternativos y, por otro lado, perfeccionando el proceso.”

 

Cree en ti mismo.

Parece que es más de lo mismo, que todos los que escribimos sobre estos temas, decimos las mismas palabras pero sólo desde el absoluto convencimiento de nuestra valía podemos convencer e influenciar en los demás.  Piensa en cualquier cosa que quieras conseguir, desde tener pareja, lograr más salud y conseguir un trabajo… Cualquier cosa que anhelas para ti te pide a cambio que te convenzas de poder conseguirlo. Eso hará que tus pensamientos y tu búsqueda sea más activa que si no creyeras que podrías conseguirlo y quien busca, encuentra. Quien pregunta, indaga, anhela, escucriña y sobre todo actúa, consigue lo que quiere y sólo desde la fe en nuestras capacidades es que no nos rendimos al trabajar por nuestros sueños.
Creer en sí mismo es mucho más difícil de lo que parece porque no se trata de creer en sí mismo y ya está. Se trata de apostar por uno mismo incluso cuando nadie lo haga, por difícil que parezca porque, lo importante no es que a los ojos de los demás tengamos límites sino que seamos conscientes de que podemos romper nuestros propios límites y para hacer eso, primero hay que pensar que es posible.
“Uno debe dirigir sus pasos invisibles hacia sus sueños cuando de frente no puede porque las personas que te rodean no sólo no te apoyan y no te ayudan sino que te boicotean y quieren obligarte a que desistas. Debes cumplir tus sueños sin que se entere nadie  y la desobediencia silenciosa es la mejor herramienta para alcanzar lo que deseas. Imagínate siendo un superhéroe con doble personalidad. Por delante, eres la persona que los que tienes a tu lado quieren que seas y, a sus espaldas, te pones tu traje de colorines con tu escudo que dibuja una S (de Supersueño), y salvar… no el mundo, sino tu mundo, salvarte a ti mismo.” (de “El sentido común no sabe Remar“)

 

Elige a las personas que quieres que te influyan

Es indiscutible: los buenos mentores nos llevan alto y los malos consejeros nos hunden.  Cuando uno viene al mundo, sus primeros consejeros son los padres y maestros así como otros adultos que se autoerigen mentores. Sin embargo no todos sabemos de todo (y a veces ignoramos mucho) así que es bueno que, en cuanto te sea posible, dejes a un lado los consejos de los consejeros y vayas buscando personas que puedan ayudarte realmente.
Los mentores que elijas deben tener dos virtudes: por un lado, deben haber conseguido eso que buscas y, por otro, deben estar dispuestos a enseñarte y a hacerlo con amor. Aléjate de quienes te hacen daño con sus malos consejos, escoge puntualmente las buenas ideas de aquellos que no pueden ser mentores para ti y símplemente, ignora el resto de la información pero, sobre todo, sé la sombra de tu mentor para que, hasta lo que no dice, se convierta en tu escuela.

“Un mentor es un acortador de caminos y debe servir para eso, para acortar el camino.  No es nada fácil encontrar mentores y  con frecuencia nos equivocamos de mentor.  Pensamos que las personas que hay a nuestro lado y que ejercen una autoridad sobre nosotros,  son nuestros mentores y en absoluto lo son.
 
Un buen mentor tiene que reconocer tu trabajo, debe respetar tus tiempos y tus objetivos, debe ayudarte a alcanzar tus metas explicando de qué forma  puedes conseguir eso que buscas eficazmente. Y debe hacerlo con eficacia porque ya ha pasado por donde tú tienes que pasar.
 
Por estas razones, un mentor es difícil de encontrar y no te vale cualquier persona. Tendemos a pensar que quienes nos han guiado hasta ahora, nuestros tutores y progenitores deben ser nuestros mentores y, a menos que hayan seguido por ese camino que buscas, me temo que tendrás que seguir buscando.”

Tienes que buscar hasta encontrar y si nunca aparece en tu vida, en ese caso te recomiendo  que escuches a todas las personas que ya han llegado hasta donde tú quieres llegar. Mantente a su lado el tiempo suficiente hasta que te compartan sus secretos. Lee, visualiza y escucha las manifestaciones de todas las personas que han llegado hasta donde tú quieres llegar porque, si no encuentras al mentor adecuado, todo el conjunto de exitosos se convertirá en tu mentor. (De “El sentido común no sabe remar”).

 

2 thoughts on “Cinco tips muy potentes de superación personal

  1. Me ha encantado el texto. Es certero y rotundo y me alegra corroborar que alguien piensa como yo. Siempre busqué como cumplir mis retos aprendiendo desde el respeto y el cariño de aquellas personas exitosas y sabias. A mis 55 años sigo buscando mentores y aspiro humildemente en ser la mentora de quién me busque. Gracias por compartirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Quieres escribir y publicar tu primer libro?Únete al grupo de escritores y recibe tu guía gratuita para empezar a escribir

Súmate a nuestro grupo de Telegram "Escribe un libro con Trebolarium" donde recibirás información valiosa para cumplir tu sueño. Además te enviaremos la guía gratuita "Método Trebolarium para escribir un libro o curso". (Sus datos serán usados exclusivamente para incluirte en el grupo. No olvides consultar nuestra Política de Privacidad. 

WhatsApp chat