Define tu camino como escritor


Cuando yo era joven y quería escribir quería vivir describir me imaginemos un mundo maravilloso donde lo único que tenía que hacer es pensar en escribir algo y que esa escritura me proporcionara un destino una estabilidad económica. Por supuesto que quería ser novelista, para mí era la vida ideal. Yo, mi ordenador y mi gato. Ha cambiado todo tanto…

Te habrás dado cuenta de que el mundo editorial ha cambiado bruscamente. Por un lado, las viejas fórmulas se han quedando obsoletas. Las editoriales se han encontrado con retos muy difíciles de sortear. Por otro lado, la ingente oferta de contenido gratuito dificulta mucho la venta de libros.

Así que eso de vivir de escribir, con tus vistas al mar y tu gato… cada vez se vuelve más difícil. Por supuesto, no es imposible pero sí es difícil.

Sin embargo, escribir sigue siendo necesario. Crear información sigue siendo importante a pesar de la elevada cantidad de información disponible. De hecho, la información gratuita todavía sigue siendo de mala calidad. Si uno quiere profundizar en algún aspecto todavía sigue siendo mediocre la información disponible gratuita… así que te todavía tienes margen como escritor y como formador.

Aún tienes un camino, una oportunidad y, además, creo que hay muchas probabilidades que incluso puedas alcanzar tu mar y tu gato pero necesitas originalidad, creatividad y caminos nuevos. Necesitas ser el mejor en tu campo.

Por eso es muy importante que primero te definas como escritor y elijas sobre qué quieres escribir. Tu tema es la llave que abrirá tus puertas y cuanto más difícil sea encontrar información sobre tu tema, más cerca estás tú de tu mar y tu gato. Sólo tienes que ser el mejor en lo que escribes.

Y además tienes otra baza a tu favor y es que la gente quiere cosas pero no trabaja por esas cosas. Cuando investigas durante mucho tiempo sobre algo, sobresaliendo en ese algo, te das cuenta de que el camino de conocimiento no es difícil. Lo único que requiere es mucho tiempo y perserverancia. Pero la gente no está dispuesta a imvertir ese tiempo y perserverancia y eso es lo que te aventaja de los demás. La perserverancia te permite llegar hasta algún conocimiento valioso y vender a los demás la capacidad de acortar sus caminos tendiéndoles puentes hacia una práctica fácil de lo que ellos quieren conseguir.

Así que tienes muchas cosas que hacer, muchas… pero empieza por decidir sobre qué quieres escribir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.