Hace mucho tiempo escuché una conferencia de un emprendedor que nunca he olvidado (y de hecho escribo sobre ella en el libro “El sentido común no sabe remar”). En esta conferencia decía que cuando empezamos a emprender, creemos que entre nosotros y el éxito sólo hay una linea recta…. sin embargo, nada más lejos de la realidad. Entre nosotros y el éxito lo primero que hay es un batacazo. Se dice que el 90% de las empresas que abren caen antes de los cinco años, lo que quiere decir dos cosas: una es que entre el 10% de las empresas que sobreviven, un porcentaje posiblemente pequeño ha acertado a la primera, y el resto sabían lo que tenían que hacer porque ya habían experimentado el batacazo.

Cuando uno está en ese momento desesperante en el que todo parece ir mal, el dinero escasea o se ha convertido en deuda, la familia o lo que es peor, la pareja deja de apoyarte y no parece que se vaya a encender una luz. En esos días aciagos en los que el apoyo y la ayudan escasean, el consejo de alguien que sí lo ha conseguido se convierte en el regalo más importante de tu vida.

¿Y si ese regalo estuviera escrito?

Afortunadamente la literatura nos regala libros como el que ves en la imagen: “Emprende. Una guía para ciudadanos de a pie“.

Este libro recoge consejos e ideas de personas que han ido y vuelven con su experiencia, a ilustrarnos sobre el camino del éxito en el mundo del emprendimiento. Es el libro que nos ayuda a las personas que anhelamos un consejo y un apoyo para salvar nuestros negocios y llegar al éxito para sentir que a pesar de todo y de todos, hemos logrado nuestro sueño.

No siempre es fácil llegar al mentor que necesitas para tu proyecto, pero libros así se hacen imprescindibles cuando todo parece ir abocado al desastre.

Algunos emprendedores opinan que no todo el mundo sirve para emprender. Sin embargo yo creo que sí, que todo el mundo puede emprender e incluso tener éxito pero se necesita estar preparado para muchos batacazos. Se necesita mucha fe en si mismo y mucha fortaleza psicológica para no rendirse… no en la primera caída sino en la undécima. Siendo capaz de esto, se es capaz de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Quieres escribir y publicar tu primer libro?Únete al grupo de escritores y recibe tu guía gratuita para empezar a escribir

Súmate a nuestro grupo de Telegram "Escribe un libro con Trebolarium" donde recibirás información valiosa para cumplir tu sueño. Además te enviaremos la guía gratuita "Método Trebolarium para escribir un libro o curso"